«PRAYS OLEAE», un viejo conocido amenaza la próxima campaña de aceituna

A la grave situación en el sector agrícola por el bajo precio del aceite de la pasada campaña, se suma un importante problema que pone en peligro la próxima cosecha de aceituna,  la presencia masiva del insecto prays oleae”.

prays oleae aceituna

La “polilla del olivo” comúnmente conocida, se trata de una mariposa  de color gris plataeada, se trata de la segunda plaga en importancia para el cultivo del olivar. El daño principal que efectúa este insecto se debe a que las larvas del prays se alimentan de las flores del olivo. Además las mariposas maduras también ejercen daño sobre el olivo hacer la puesta sobre el fruto, llegando a provocar su caída.

Habitualmente la naturaleza se encarga del control de población de este insecto, con la llegada del calor del verano que destruye sus huevos y a las larvas. Sin embargo, para evitar importantes daños de este insecto se realiza un control químico, mediante la aplicación de tratamientos al inicio de la etapa de floración del olivar.

prays oleae

Grave amenaza del prays para la próxima cosecha

Desde la asociación COAG Jaén, tras diversas observaciones y estudios, alertan que se ha detectado un incremento anómalo de la población de prays. Como consecuencia se podrían haber visto dañados entre un 20% y el 50% de las flores del olivo. Esto puede provocar previsibles pérdidas de parte de la cosecha de la próxima campaña otoñal.

El principal problema ha sido que debido a las lluvias primaverales cuando la floración del estaba entre un 20% y 40%, no se pudo aplicar un tratamiento adecuado.

olivo prays

Desde COAG Jaén nos trasladan que en los lugares donde no se pudo aplicar el tratamiento, la pérdida de la flor se estima de un 50%. Mientras que en los lugares donde se pudo aplicar, ésta pérdida se reduce a entre un 20% y 30%.

A pesar de que está finalizando la está finalizando la etapa de floración, alertan de la gran cantidad de prays adultos. Supone un grave problema ya que pueden causar la caída de la aceituna meses después, por lo que requieren de tratamiento.

Generaciones del “prays oleae

Es de especial importancia conocer las diferentes generaciones de este insecto que a lo largo del año natural afectan al olivo.

La primera generación es la considerada menos lesiva para el árbol, desde octubre hasta abril. En esta fase el daño de este insecto se focaliza en las hojas y en las yemas del árbol.

hoja prays oleae
flor olivo prays

Durante la segunda generación, el prays oleae vive en las flores del olivo, devorando las partes sexuales de la flor. En éste caso el pray está en estado de larva, como hemos mencionado anteriormente. Se trata de la etapa actual en la que nos encontramos.

Por último, el ataque directamente al fruto, la aceituna, llega en la tercera generación de este insecto. Lo realiza mediante el posado de huevos directamente en el cáliz de la aceituna, cuando nace la larva se introduce dentro del  fruto lo que provoca su caída.

aceituna prays

A pesar de que estamos a las puertas del verano, desde COAG Jaén se recomienda el control de nuestros olivares, puesto que los huevos del  prays sólo mueren con temperaturas superiores a 35 grados. En casos de una detección de una población de prays excesiva, se aconseja a acudir directamente a expertos para controlar esta plaga.

"La agricultura, para un hombre honorable y de alto espíritu, es la mejor de todas las ocupaciones y artes por medio de las cuales un hombre puede procurarse el sustento"
aove español
Jenofonte

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00