Agricultura 4.0, la transformación digital del olivar

El 70% de la superficie mundial del olivar se explota de manera tradicional, mientras que el 30% se trata de olivar moderno.  Sin embargo, la producción de aceite generada por el olivar tradicional no supera el 60% del total producido.

Como hemos visto en los últimos años, competir en precios de venta está siendo una tarea complicada, la rentabilidad del olivar tradicional continua disminuyendo causada por el auge de explotaciones más mecanizadas. Por tanto, no queda otra opción, reducir los costes de producción al máximo para poder obtener una mayor rentabilidad.
Es aquí donde entra la agricultura 4.0 y la transformación digital.

¿Qué es la agricultura 4.0?

La agricultura 4.0 se caracteriza por la implantación de herramientas tecnológicas con el fin de optimizar los recursosaumentar la productividad y la sostenibilidad medioambiental.

Beneficios que nos aportan las diferentes innovaciones tecnológicas.

  • Mayor sostenibilidad y notable disminución en el consumo de agua y energía. Mediante un riego inteligente que permite la aplicación necesaria de agua. Se puede llevar a cabo gracias al uso de sensores que nos permitan controlar la humedad del suelo o el estrés
    hídrico de la planta para saber cuándo y cuánto regar.
  • Control de plagas gracias al uso de drones para controlar la salud de las plantas. Los drones permiten visualizar el efecto de posibles plagas y aplicar los herbicidas, fitosanitarios o fertilizantes en su justa medida. De este modo se reduciría el coste de aplicaciones de productos ya que se llevarían a cabo en el momento necesario.
  • Reducir el consumo de combustible mediante la automatización de maquinaria, trabajando de manera más rápida y aumentando la seguridad en el trabajo.

Al optimizar la gestión del cultivo se consigue maximizar el rendimiento y por lo tanto ser más competitivos.

dron-olivar

Con estas técnicas se conseguiría producir con más calidad y menores costes y nos permitiría tener una trazabilidad total del producto, desde su cultivo hasta su envasado. Permitiendo que el consumidor tenga información detallada de las condiciones de cultivo y de los métodos empleados para su elaboración.

La introducción de tecnologías en el sector pueden generar diferentes beneficios

  1. Crear puestos de trabajo cualificados en la gestión de cultivos y aplicaciones.
  2. Motivando a los jóvenes para que sigan apostando por la agricultura y no la vean como una profesión de último recurso. Una de las problemáticas del sector es que se cuenta con una gran parte de población envejecida y se teme que no haya interés en el relevo generacional.
  3. La tecnologías y herramientas digitales pueden recuperar la importancia del sector y luchar contra la desertización que se está sufriendo en los medios rurales.
"La agricultura 4.0 junto con la transformación digital, llega para quedarse"

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00